lunes, junio 26, 2006

Dime de dónde eres...

... Y te diré a quien te crees superior.

En mi estrenado trabajo.
45 grados de calor, ya que no tenemos aire acondicionado. Y eso en Europa, claro, no está bien visto. Un percusionista brasileiro camina aparatosamente portando su instrumento, que consiste en un tambor o caja y un gran timbal que le llega por la cintura. No cabe en ninguna de las consignas, en las que la gente deposita la friolera de 2 Euros para poder moverse con libertad por el clásico centro comercial en que se han convertido las estaciones y centros de viaje.

Intenta averiguar si hay alguna posibilidad de que algún mozo le cuide el equipaje. No es posible. Aunque fueras un finlandés - o finés - millonario, no existiría ninguna posibilidad. Normas de la empresa, le dicen. Al recibir una respuesta negativa, comenta ofendido.

- Esto no es normal. Esto es Europa, pero parece que estamos en Africa.

Cinco minutos después. Otro viajero, parece guineano, vestido con un traje impoluto y caro se pasea arrastrando una maleta en la que podrían caber todas mis pertenencias terrenales. Por supuesto, ésa maleta tampoco cabe en ninguna de las taquillas. Al recibir, tambien, una negativa por parte del responsable le espeta:

- Desde luego, esto, más que Europa, parece Filipinas.

Yo, como testigo de ambas afirmaciones, me sonrío y pienso.

El Racismo es cosa de todos.